Diferencia entre APLV e intolerancia a la Lactosa

La intolerancia a la lactosa y la alergia a las proteínas de leche son dos trastornos distintos pero a menudo tienden a confundirse, peligrosamente.
La alergia a las proteínas de la leche es una enfermedad caracterizada por una respuesta exagerada del sistema inmunitario (defensas) a las proteínas de la leche, principalmente a la betalactoglobulina y caseína.

La intolerancia a la lactosa aparece cuando no se puede digerir adecuadamente la lactosa por déficit de lactasa.

Intolerancia a la lactosa

La causa de la intolerancia a la lactosa,  sucede por un déficit de una enzima llamada lactasa que es la encargada de romper este azúcar (lactosa) en sus dos componentes fundamentales: la glucosa y la galactosa. Cuando la lactosa queda sin digerir, por no haberse dividido, aparecen síntomas como digestiones pesadas, flatulencia, diarreas y dolor abdominal, distensión, etc. La intensidad y el número de síntomas varían según el nivel de deficiencia de lactasa y la cantidad de alimento ingerido.

Esta intolerancia suele ser pasajera en procesos que alteran las vellosidades intestinales como infecciones intestinales, denominámdose intolerancia secundaria.

Con la edad disminuye la producción de lactasa, dentro del receso de los procesos biológicos propios del envejecimiento. La aparición de síntomas suele darse cuando el consumo de leche es excesivo y el organismo no puede hacer frente a una producción elevada de lactasa.

También disminuye o deja de producirse la lactasa en personas que no toman leche, ya que esta enzima se produce en el organismo exclusivamente para romper la lactosa.

¿Qué síntomas intestinales directos provoca?

Los síntomas se presentan frecuentemente después de la ingestión de productos lácteos.

Náuseas
Dolor abdominal
Espasmos
Hinchazón y distensión abdominal
Gases abdominales y flatulencias
Diarreas ácidas
Heces pastosa y flotantes
Defecación explosiva
Vómitos
Enrojecimiento periana

¿Qué otros síntomas inespecíficos puede causar?

Al existir una alteración de las mucosas intestinales también pueden producirse una serie de síntomas inespecíficos en cualquier parte del cuerpo.

Abatimiento
Cansancio
Dolores extremidades
Problemas cutáneos
Alteraciones de la concentración
Nerviosismo
Trastornos del sueño

La lactosa es el AZÚCAR de la leche

  • Pruebas diagnósticas:  Prueba de sangre para intolerancia a la lactosa, Prueba de hidrógeno en el aliento

Alergia a la leche

Reacciones alérgicasLas alergias a los alimentos están causadas por las proteínas de esos alimentos, sean cuales sean. Pueden ser mediadas o no mediadas por igE

Estas actúan como alérgenos, desencadenando por parte del organismo una reacción inmune anormal y exagerada, produciendo anticuerpos específicos contra esos alimentos. Esto  se acompaña con las manifestaciones clínicas usuales de las alergias que se evidencian a nivel del sistema digestivo, respiratorio o dermatológico, y cuya intensidad varía en cada caso.

En el caso de alergia a las proteínas de la leche el organismo produce anticuerpos IgE específicos anti-caseína, anti-betalactoglobulina y/o anti-alfalactoalbúmina, y las manifestaciones clínicas son inmediatas, apareciendo a los pocos minutos de la ingesta por el proceso de la degranulación de mastocitos y la liberación de histamina y serotonina mediada por estos anticuerpos IgE específicos dirigidos contra caseína, alfalactoalbúmina y betalactoglobulina

 

La alergia se produce como reacción a la proteína de un alimento, y la lactosa no es ninguna proteína. La lactosa es un azúcar natural de la leche, por tanto no puede desencadenar una reacción alérgica.

La intolerancia a la lactosa tiene grados en función de la ausencia o déficit de lactasa.. Sin embargo en la alergia a la leche no hay grados de tolerancia, o eres alérgico o no lo eres.


Las reacciones alérgicas entrañan riesgo vital, la intolerancia, NO (a priori)


Que no te confundan.

Un bebé no puede ser intolerante a la lactosa, puede tener una enfermedad llamada galactosemia (que se diagnostica en el hospital y tiene riesgo vital) o, a lo largo de su vida, una intolerancia secundaria por una enfermedad primaria, por ejemplo, una gastroenteritis. Cuando las vellosidades del intestino se recuperan, desaparece dicha intolerancia secundaria ya que se comienza a fabricar de nuevo lactasa.

 

 

Infórmate también sobre:

Qué es la alergia

Qué es la alergología

Alergia alimentaria

APLV

Alergia al Huevo

 

 

No votes yet.
Please wait...
Si compartes, ayudas al colectivo alérgico a informarse