Alergia a Frutos Secos (FFSS)

¿Qué son los frutos secos?

Los frutos secos son un grupo de semillas provenientes de plantas, de grupos botánicos diferentes, que se consumen de forma desecada. Por tanto, se trata de un grupo heterogéneo de alimentos que no guardan relación botánica entre sí. Sin embargo, los frutos secos también tienen reactividad cruzada entre ellos y se consideran un grupo concreto en referencia a la alergia alimentaria. Por ejemplo, el cacahuete que pertenece al grupo de las legumbres se puede incluir dentro del grupo de los frutos secos.

Los frutos secos cuentan con un alto poder nutritivo y, por tanto, son muy importantes en la alimentación humana. Se consumen directamente o formando parte de productos de bollería y pastelería, en helados, en salsas o como aceites.

¿Cuál es la prevalencia de la Alergia a Frutos Secos (FFSS)?

La alergia al cacahuete es muy frecuente pero, excluyendo a esta leguminosa, la alergia a los frutos secos también es prevalente. La avellana es, probablemente, el fruto seco que más reacciones alérgicas provoca, aunque hay que tener en cuenta, como siempre, las distintas edades de los pacientes y las diferentes áreas geográficas. En España, sin embargo, la nuez o la almendra se relacionan con un mayor número de reacciones alérgicas.

¿Cuáles son los alérgenos implicados en la alergia a frutos secos?

A pesar de la heterogeneidad de las familias botánicas en el grupo de frutos secos, y del alto número de frutos secos documentados como causantes de reacciones alérgicas, los alérgenos implicados se agrupan en un número limitado de familias.

El conocimiento de estas proteínas alergénicas ayudará a entender los intensos fenómenos de reactividad cruzada en este grupo de alimentos. La mayoría de los alérgenos corresponden al grupo de proteínas de defensa vegetal, al grupo de proteínas de almacenamiento, o a las profilinas.

Todas estas proteínas suelen ser muy similares a las presentes en otros frutos secos, por tanto justifican los fenómenos de reactividad cruzada.

Hay que tomar en consideración que estos alérgenos también los contienen los pólenes, y por ello se describen también fenómenos de reactividad cruzada entre pólenes y frutos secos.

Así, por ejemplo, el polen de abedul que poliniza en las zonas del centro y norte de Europa tiene como alérgeno principal una proteína de defensa denominada Bet v 1. Esta proteína guarda una homología muy marcada con frutos secos como la avellana. Cor a 1, otra proteína de defensa del mismo grupo, es el alérgeno responsable de las reacciones alérgicas a la avellana.

Sin embargo, la prevalencia de los distintos alérgenos varía según la zona geográfica. Así, mientras que las proteínas homólogas del alérgeno mayor del abedul son importantes en los países del centro y norte de Europa, las proteínas de transferencia de lípidos —unas proteínas de defensa altamente resistentes al calor o a los procesos digestivos­— son el alérgeno más relevante en la alergia a la avellana y, en general, a los frutos secos del área mediterránea. En la actualidad se barajan diversas hipótesis que intentan explicar este fenómeno; sin embargo, no hay aún ninguna explicación convincente.

¿Qué síntomas producen las reacciones alérgicas a frutos secos?

Los frutos secos pueden inducir reacciones alérgicas de intensidad leve, como picor en la boca, estornudos, lagrimeo, enrojecimientoReacciones alérgicas cutáneo; síntomas digestivos como dolor abdominal, vómitos, diarrea; o bien cuadros de urticaria, hipotensión o sensación de ahogo. Los síntomas pueden desarrollarse pocos minutos después de ingerir el alimento, o tardar algunas horas, como en otros casos de alimentos.

La existencia de alérgenos resistentes tanto al calor como a los procesos digestivos, como las proteínas de almacenamiento o las de transferencia de lípidos, supone un factor de riesgo para reacciones graves o mortales. En el área anglosajona, el alimento más implicado en este tipo de reacciones es el cacahuete, tal como se ha comentado con anterioridad; mientras que el resto de frutos secos presentan este tipo de reacciones en el área mediterránea, donde las proteínas de transferencia de lípidos son los alérgenos principales.

No es habitual, al contrario de lo que sucede con los cereales, que los frutos secos provoquen síntomas por inhalación, aunque se han descrito casos anecdóticos como el de pasajeros de aviones que presentaron reacciones alérgicas por presencia de frutos secos. Estas reacciones fueron leves y ocurrieron mientras otros pasajeros comían frutos secos.

¿Qué precauciones hay que tomar en la alergia a frutos secos?

Las precauciones son la evitación del alimento implicado y la lectura del etiquetado de los alimentos manufacturados. La prevención de disponer de adrenalina autoinyectable es importante, al igual que en el caso del cacahuete, por las posibles reacciones generalizadas que puedan producirse. Hay que tener en cuenta el uso generalizado de los frutos secos en salsas, helados, pastelería, bollería o en aceites, que pueden ser fuentes de alérgenos ocultos causantes de reacciones accidentales.

Aunque hay consideraciones generales acerca del etiquetado de productos manufacturados (donde se especifica la posibilidad de contar con trazas de frutos secos), los consejos deben ser siempre individualizados, en cada caso, por el alergólogo.

Unas cantidades mínimas pueden ser toleradas por la mayoría de pacientes alérgicos a frutos secos, pero existen determinados pacientes, afortunadamente en un número muy pequeño, que pueden presentar reacciones alérgicas con estas cantidades; aparte coexisten otros factores, como el ejercicio o la ingesta concomitante de antiinflamatorios, que son capaces también de desencadenar reacciones.

Fuente:
Libro de las enfermedades alérgicas de la fundación BBVA

 

Te interesa saber

Cómo actuar ante una reacción alérgica

APLV

Alergia al Huevo

Reanimación CardioPulmonar

Alergia y Lactancia Materna

Qué es la alergia

Qué es la alergología

Qué es la alergia alimentaria

Primera visita al alergólogo

No votes yet.
Please wait...
Si compartes, ayudas al colectivo alérgico a informarse